NASSER. El Hombre de su Tiempo. Luis García y Erdmann*

Lo que me impulsó a escribir el libro intitulado “Nasser, el hombre de su tiempo” sobre la vida y obra del presidente Gamal Abdel Nasser fue mi gran admiración desde la adolescencia por este personaje egipcio, uno de los más importantes líderes del siglo XX.

 En el ámbito interno transformó a Egipto a partir del triunfo de la revolución egipcia que encabezó con el general Mohamed Naguib. Se necesitaba un militar de rango, pues los miembros de la Organización de Oficiales Libres eran muy jóvenes. Luchó contra la corrupta monarquía, contra los ingleses y en pos de sacar a su país del feudalismo en que se debatía.

Gamal fue el cerebro del movimiento. Nació en 1918 y a los treinta y seis se convirtió en el primer ministro más joven del mundo.  Fue presidente de Egipto y gobernó de 1954 a 1970 en que falleció en su cama, aún los múltiples intentos de asesinarlo.  

El libro es una pequeña aportación para dar a conocer a las nuevas generaciones y recordar a las anteriores la obra de este hombre que además sobresalió por el amor a su país. Con gran valentía nacionalizó el Canal de Suez que, con la debida distancia, lo podemos comparar con la nacionalización de la industria petrolera en México que el presidente Cárdenas realizó el 18 de marzo de 1938, en la lucha por ser dueños de nuestros recursos que estaban en manos y provecho de los extranjeros.

Nacionalización que conllevó a la agresión tripartita anglo-franco-israelí, en su aventura neocolonialista y usurpadora. Nacionalización que permitió la construcción de la faraónica presa de Aswan, para regar los campos yermos de la maravillosa tierra del Nilo.

Es necesario dar a la historia la relevancia que tiene, el importante papel que representa para conocer el pasado y entender el presente e incluso el futuro. Nasser fue un gran estadista en la difícil época de la Guerra Fría, en la década de los 50s del siglo XX se gestaba con fuerza el despertar de los territorios afro asiáticos en su lucha contra el colonialismo por las independencias, la mayoría lograda en el curso de los siguientes diez años, de donde Nasser adquiere la estatura de líder del panafricanismo con su apoyo a los movimientos de liberación de aquel continente, a la vez dirigente en la creación de la Organización de la Unidad Africana. 

 Nasser adquirió estatura mundial como líder del panarabismo que lo llevó a formar la República Árabe Unida, Copatrocinó el establecimiento de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y su política del neutralismo positivo lo llevo a ser uno de los padres del Movimiento de los No Alineados.

Mi cariño por este ídolo de las masas árabes y del mundo entero me llevó a viajar a El Cairo para asistir a su funeral en septiembre de 1970. A escribir un libro inédito en el 50 aniversario de su fallecimiento y ahora “Gamal Abdel Nasser, el hombre de su tiempo”, el inmortal Nasser.

 

*Luis García y Erdmann, miembro destacado del Servicio Exterior Mexicano de carrera. Actualmente se desempeña como Director de la Comisión de Asuntos Internacionales, de la Academia Nacional de Historia y Geografía.

 

CDMX, 23 de julio de 2022

Download Attachments

Sé el primero en comentar

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.