FOCOS ROJOS EN RELACIÓN MÉXICO-ESTADOS UNIDOS. Por Bernardo Méndez Lugo*

Escenarios Posibles para Inversión Extranjera en 2021 e Impacto en Procesos Políticos y Reactivación Económica. 

               Se encienden focos rojos en nuestra relación económica, política, comercial y financiera con EU, Canadá y España (segundo país inversionista en México). Hay demasiados indicadores que señalan falta de empatía en respetar acuerdos y compromisos con los dos socios comerciales más importantes via T-MEC y España, con fuerte presencia en bancos, hotelería y energía en México.

Diversificar nuestros vínculos con otras naciones de creciente poderío económico y comercial como China e India, no serán sencillos.

 El fortalecimiento de nuestra relación con la Unión Europea y otros socios como Japón y Corea, no son tan halagüeñas para tener mucha esperanza en limitar la presencia dominante de EU en la relación bilateral en muchos rubros. En el caso de nuestra relación con España, las señales del gobierno mexicano no son muy alentadoras, aún pensando que tiene razones válidas en su descontento.

 El panorama que se vislumbra para Mexico y el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador no será sencillo y aumentar el nivel de conflicto con EU, Canadá y otros países, no augura buenos resultados.

 La BBC de Londres indicaba hace poco que “la agenda de Biden -a quien AMLO esperó a felicitar por su victoria electoral hasta que se resolvieron «todos los asuntos legales» casi mes y medio después de los comicios- es distinta, y algunos de sus puntos muestran claras diferencias frente a la posición de AMLO en temas como el medioambiental, energético o laboral.”

 La BBC citando al académico mexicano Carlos Bravo Regidor del CIDE, adelantó que “López Obrador ya ve venir esas fricciones y posibles conflictos, y por eso está mandando esos mensajes de soberanía, de no intervención… para marcar distancia y activar cierta retórica nacionalista ante lo que va a venir.»

 Todo indica que se irán incrementando los desacuerdos. Es cierto que la transición que vive EU y su nuevo gobierno es de gran incertidumbre en lo económico y lo sanitario, lo cual limita su fortaleza y capacidades de gran potencia.

 Por su parte, los analistas políticos de la revista empresarial mexicana Expansión apuntan las diferencias más notorias entre Biden y Lopez Obrador: vínculo y lealtad de AMLO hacia Trump hasta hace muy poco tiempo, reacción ante la pandemia y medidas de reactivación y transición energética: https://politica.expansion.mx/presidencia/2021/01/20/las-diferencias-y-similitudes-entre-las-agendas-de-amlo-y-biden.

 Sin embargo no todos los analistas son pesimistas y hay voces alentadoras como lo manifiestan Ana Covarrubias y Rafael Fernandez de Castro en sus augurios sobre el futuro de la relación futura bilateral y concluyen que “La narrativa respetuosa y positiva de Biden hacia México, y su conocimiento del país abren un espacio para profundizar la cooperación bilateral y encontrar los mejores medios para enfrentar diferencias y conflictos. Está en manos de la diplomacia mexicana aprovechar esta oportunidad y tomar la iniciativa. López Obrador ya demostró, con su apoyo al T-MEC y su viaje a Washington en julio de 2020, que puede ser el líder que necesita la relación de Estados Unidos y México. Solo así sortearemos los vendavales y sacaremos provecho”.

Más detalles en: https://revistafal.com/mexico-ante-la-llegada-de-biden-a-la-casa-blanca/

Pero todo indica que si México no activa su diplomacia multilateral y bilateral con EU, éste tiene la capacidad de acotar y posiblemente de doblegar a nuestro gobierno y hacerlo cumplir compromisos ya pactados. Y más contundente si EU cuenta con la alianza y apoyo de Canadá.

 Sin embargo, la analista Ana Leroy pondera con optimismo el futuro de la relación bilateral y señala que  “por lo menos ahora México estará en situación de exponer sus opciones o alternativas, mientras que Trump impuso de forma unilateral sus condiciones y no hubo margen de negociación», le dice a BBC Mundo la asociada del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi).”

 Su vocación de potencia global deberá demostrarla en su relación con el vecino más próximo y que hoy muestra señales claras de disenso.

 Esperamos sinceramente que Covarrubias, Fernández de Castro y Leroy estén en lo correcto y que las aseveraciones de los académicos Bravo Regidor y Delajara sean equivocadas y “catastrofistas” al predecir un “choque de trenes” entre Biden y AMLO.

 La empatía entre Trudeau y Biden es muy evidente y estarán unidos en sus desavenencias posibles con el gobierno mexicano. En teoría de juegos, la alianza lógica sería entre México y Canadá frente al vecino poderoso pero no ha sido así, más bien se avizoran fricciones y el cierre de fronteras de Canadá hacia mexicanos y podría afectar la exención de visa de turista para mexicanos y otros temas bilaterales, si México ahuyenta las inversiones canadienses en energías renovables y minería.

 Además de lo comercial hay temas delicados en seguridad nacional, migración y narcotráfico en la relación con EU. A México le interesa el control de armas que llegan a manos del crimen organizado pero la paradoja es que el poder de carteles y crimen organizado es imparable en México y no se observan estrategias creíbles y coherentes del gobierno mexicano para acotar su poder en México.

 Vale la pena señalar que “el caso Cienfuegos afectó seriamente a la relación de confianza entre México y EE.UU. en materia de seguridad y combate al narcotráfico” reportó BBC Mundo, y agregó que “poco después de estallar el escándalo Cienfuegos, México aprobó de manera exprés una ley para limitar las operaciones de agentes extranjeros en territorio mexicano como la propia DEA, algo que podría también afectar a la relación con el nuevo ejecutivo Joe Biden”

 «Esa ley debe generar muchas sospechas en EE.UU., genera suspicacia esa hostilidad tan prematura y gratuita de López Obrador hacia Biden», comentó a BBC Mundo el académico Carlos Bravo Regidor del CIDE.

 Todas las citas de BBC Mundo son de este reportaje: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-55745594.amp

 Es posible que en las próximas semanas observemos un resurgimiento del tono nacionalista y hasta anti-imperialista frente a EU que se opacó y se diluyó en la era Trump.

 Como mexicanos no debemos confundir la retórica política con las políticas reales y la verdadera cara de las políticas tibias de no confrontación con Trump, mostraron un gobierno tímido, para algunos pragmático y en apariencia avanzando su agenda con el belicoso e impredecible Trump.

 Reconozco que muchos simpatizantes del presidente López Obrador no consideran tímidas ni tibias sus políticas ante Trump sino como “jugadas maestras” para lograr sus objetivos frente a Trump.

 Sin embargo, nuestras capacidades de resistir y confrontar a EU están mermadas y tenemos ya una dependencia estructural casi irreversible y poco espacio de maniobra. La pandemia y la profunda recesión no nos dan muchas opciones.

Es previsible que el gobierno encabezado por Biden busque acotar el poder del actual presidente mexicano y favorezca de una manera u otra, la presencia y empoderamiento de la oposición.

Un botón de muestra de futuras fricciones con EU y Canadá es la iniciativa del presidente López Obrador sobre energía eléctrica. Ya algunos analistas auguran que “la iniciativa preferente sobre cambios a la Ley de la Industria Eléctrica no pasará, no solo por ser inconstitucional, sino porque atenta contra los principios fundamentales del TMEC, al tiempo de dar un salto al pasado al promover el uso de combustibles fósiles y dejar a un lado las energías limpias, además de pretender sacar de la generación eléctrica al sector privado que ha logrado abaratar los costos del fluido eléctrico”.  Más info en:

https://www.sdpnoticias.com/columnas/luis-acevedo-reformas-electricas-para-cerrarle-el-paso-a-la-mafia-del-poder-cfe-iniciativa-amlo.html

Estar atentos a las implicaciones que tiene la aprobación de esta iniciativa, si alguien en México sabe de este tema es Kenneth Smith Ramos: EU Y CANADÁ APLICARÁN REPRESALIAS SI SE APRUEBA REFORMA ELÉCTRICA: KENNETH SMITH. Axel Sánchez, si se aprueba tal y como se propone la reforma a la ley eléctrica por parte de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, los gobiernos de Estados Unidos y Canadá podrían aplicar represalias comerciales a otros sectores económicos relevantes para el país, como el siderúrgico o agropecuario, dijo Kenneth Smith, ex jefe negociador del T-MEC en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

https://www.elfinanciero.com.mx/economia/eu-y-canada-aplicaran-represalias-si-se-aprueba-reforma-electrica-kenneth-smith  

 En lo personal no estoy tan seguro que la iniciativa sea desechada. Esto lo sabremos en las próximas tres semanas. Y en caso de ser aprobado, si será una fuente de conflicto no solo con los gobiernos de EU y Canadá sino con inversionistas de ambos países y de España, cuyas empresas producen casi la mitad de la energía eléctrica en México en alianza con sus asociados mexicanos y la red de Mipymes mexicanas vinculadas al desarrollo de las energías alternativas como solar y eólica, segmento que sería afectado de aprobarse la iniciativa.

 Sin embargo, vale la pena tomar en cuenta lo que ha escrito Héctor Aguilar Camín, editor, escritor y empresario, independientemente de sus filias y fobias, vale la pena leerlo, y escribe: “las reformas constitucionales recientes han alterado al menos 50 artículos del código fundamental, pero casi todos sus cambios han sido cuestionados ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación; están sujetos a controversias constitucionales, a acciones de constitucionalidad y a innumerables peticiones de amparo.”

 “Están en litigio las nuevas leyes de austeridad republicana, de educación, de remuneración de funcionarios públicos, de extinción de dominio, de delitos fiscales, de prisión forzosa, de las fuerzas armadas y la seguridad pública, de la Guardia Nacional, de registro de detenciones y de la fuerza pública.”

 “Todas estas leyes están bajo revisión constitucional y pueden ser suspendidas si el criterio de la Corte así lo determina”, finaliza Aguilar Camín.

https://www.milenio.com/opinion/hector-aguilar-camin/dia-con-dia/vieja-y-novisima-constitucion

 Así que lo mismo puede suceder de ser aprobada la reforma a la ley eléctrica: que las demandas sean muchas y su aplicación quede semiparalizada como las otras reformas constitucionales enumeradas por Aguilar Camín.

 Según fuentes estadounidenses los reguladores de permisos energéticos en México, han recibido presuntas presiones para bloquear permisos para proyectos energéticos del sector privado y usar su autoridad para favorecer a las empresas del Estado.

 Los secretarios estadounidenses recién salidos del gobierno y encabezados por Mike Pompeo denunciaron que ello afectaría “de manera adversa” cientos de millones de dólares de inversión: “Aunque respetamos el derecho soberano de México de determinar sus propias políticas energéticas, estamos obligados a insistir que México debe respetar sus obligaciones bajo el T-MEC”, establece el texto.

 Empresarios del sector energético reconocieron que el T-MEC incluye un nuevo capítulo 8 de “Reconocimiento de la propiedad, directa, inalienable e imprescindible del Estado mexicano sobre hidrocarburos”.

 Pero advirtieron que existen otros capítulos de acceso a mercados, protección de inversiones, buenas prácticas regulatorias, y empresas del Estado que obligan a México a no dar un trato discriminatorio y garantizar la autonomía de los reguladores.

 Se ha fortalecido la idea de que mientras el presidente Biden apuesta decididamente por las energías renovables, el gobierno de López Obrador defiende las energías del petróleo y carbón para favorecer a las empresas públicas Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE).

 El argumento oficial es que la nueva iniciativa para modificar la ley de energía eléctrica es para fortalecer el papel de la CFE en la rectoría del estado y por el lado de la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, se justifica en el mismo sentido y para lograr la autosuficiencia de gasolina producida en México y no depender de la importación de gasolina procedente de EU y otros países.

 “Las recientes acciones regulatorias del Gobierno de México han creado una significativa incertidumbre sobre el proceso regulatorio de México, especialmente en el sector energético, y han dañado el clima de inversión en conjunto”, escriben los secretarios estadounidenses encabezados por el exsecretario Mike Pompeo. Un sentimiento similar es notorio entre autoridades españolas y sus empresarios del sector energético.

 Existe en apariencia una contradicción estructural entre búsqueda de soberanía y autosuficiencia energética de parte del gobierno que encabeza López Obrador, que hace retroceder el reloj de la producción de energías limpias más competitivas en precios y cero emisiones de carbono con el argumento que son empresas corruptas y que dan poder a empresas extranjeras que minan la soberanía.

 Sobre esta iniciativa, las organizaciones civiles alertaron a los legisladores sobre cuatro grandes preocupaciones. La primera es que la Iniciativa “pone en riesgo el cumplimiento de los derechos humanos a la salud y al ambiente sano”.

 “Relega el despacho de energía de los proyectos de energías renovables y favorece antes a las hidroeléctricas y a las centrales más contaminantes de la CFE”,

 Dichas centrales generan energía a partir de carbón o combustóleo y se favorecen proyectos que generan emisiones de gases con comprobados efectos en la salud, tales como enfermedades y trastornos respiratorios, así como en el ambiente.

 Otro de los proyectos gubernamentales controvertidos es la Termoeléctrica de Huexca, Morelos que debió entrar en operación en diciembre pasado según los planes oficiales.

 Además, destacaron, la propuesta “profundiza la pobreza energética del país”. En un país en el que más del 30% de los hogares sufren algún tipo de pobreza energética, está claro que el sistema eléctrico basado en proyectos fósiles centralizados no ha sido efectivo en lograr que más personas puedan disponer de la energía a precios más accesibles”,

 Se debe considerar que además de empresas estadounidenses y canadienses de energías limpias, las principales empresas extranjeras son españolas.

 Las empresas españolas lideran el negocio de la generación eléctrica privada, incluidas tanto fuentes naturales como fósiles.

 Información de la Secretaría de Economía indica que en los últimos cinco años la inversión extranjera directa en generación y transmisión eléctrica en México ascendió a 8 mil 609 millones de dólares, de los cuales 49.4 por ciento correspondieron a compañías de capital español, donde las energías renovables son las más importantes.

Ver: https://amp.elfinanciero.com.mx/empresas/empresas-espanolas-dominan-en-negocio-de-la-luz-con-49-de-ied

 Enrique Alba, director general de Iberdrola México, empresa española, defendió en enero de 2021, la generación privada de energías renovables como una herramienta que puede llevar desarrollo social a las comunidades marginadas.

 Alba consideró que las empresas energéticas, ante el desarrollo de las tecnologías, tienen «la obligación» de «ser capaces de adaptarlas y trasladarlas a proyectos sociales que impacten en la sociedad y personas que más lo necesitan».

El directivo participó en el panel de «El rol de la industria en la lucha contra la pobreza y vulnerabilidad energética» en el «Mexico Infraestructure Projects Forum«, organizado de forma virtual desde la ciudad de Monterrey.

 “En Iberdrola México tenemos visión a largo plazo en el país. Por ello, seguiremos contribuyendo con la generación de empleos, impulsando acciones sociales y produciendo energía eficiente y competitiva”, comentó Alba.

 Las declaraciones se producen cuando el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador ha criticado a las compañías privadas por lo que él ve como un «saqueo» contra Petróleos Mexicanos (Pemex) y contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE), las empresas del Estado.

 Su Gobierno ha respaldado la petición de la CFE de restringir las energías renovables tras un apagón masivo que dejó sin luz a cerca de 10,3 millones de usuarios en diciembre del año pasado.

 Al destacar que Iberdrola México siempre escucha y colabora con gobiernos de todos los niveles, Alba presentó el programa «Luces de Esperanza» como un ejemplo de que las energías renovables pueden llevar desarrollo a las comunidades más necesitadas: “Consiste en llevar energía eléctrica mediante la combinación de energías renovables, solar y almacenamiento mediante baterías a comunidades aisladas que hoy en día no cuentan con suministro eléctrico, este proyecto es multianual, de largo plazo”, indicó.

 El proyecto permitirá llevar energía eléctrica con paneles solares a cerca de 54.000 habitantes del central estado de San Luis Potosí y 50.000 de la sureña región de Oaxaca.

 Iberdrola ha comprometido cerca de 80 millones de pesos (unos 3,3 millones de euros al cambio actual) en un plazo de entre cinco y seis años para llevar electricidad a viviendas, centros educativos y otros lugares públicos.

 Alba citó cifras del Gobierno que señalan que en México aún hay 1,5 millones de personas que carecen de suministro eléctrico.

 “Garantizamos energía competitiva, confiable y sustentable durante 20 años a los beneficiarios del proyecto.

 Como se ve, este proyecto ataca algunos de los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas”, contó.

El director general expuso que podrían extender este proyecto a otros estados donde Iberdrola tiene presencia, como Tamaulipas y Nuevo León, en el noreste del país.

 Asimismo, se refirió al proyecto Impulso STEM, con el que otorgan becas a estudiantes de Oaxaca que buscan una carrera en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

 Alba también se refirió al Premio a la Excelencia en el Desempeño Global (GPEA) 2020 que recibió la semana pasada de la Organización Asia-Pacífico para la Excelencia: “El dividendo social debe tener para una empresa el mismo valor que el dividendo económico, y debe estar a nivel de estatuto, en los consejos de administración, y debe ser un tema del que se rinda cuenta a los accionistas y la sociedad”, reflexionó el directivo de Iberdrola México.

Este reportaje se puede leer en: https://elperiodicodelaenergia.com/iberdrola-mexico-defiende-la-energia-renovable-como-herramienta-de-desarrollo/

 He reproducido en extenso la visión del directivo de Iberdrola México para ver con mayor nitidez el nivel del conflicto con el gobierno de Mexico. A finales de octubre de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que su gobierno defenderá los negocios que beneficien a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) y a los mexicanos, y no a los negocios privados de trasnacionales como las españolas Iberdrola y Repsol.

 Más detalles en:

 https://www.contralinea.com.mx/archivo-revista/2020/10/26/amlo-no-defendere-intereses-de-repsol-o-iberdrola/

 En términos generales es evidente que la empresa española Iberdrola recurrió a prácticas ilícitas de corrupción para lograr avanzar sus intereses en México y en otros países de América Latina.

 Rodrigo Pacheco, presidente de @iberdrola anunció que “no invertirán los 5,000 mdd que tenían contemplados para México en 2020-2025 si el gobierno no quiere. Hoy el presidente los vuelve a señalar. Es claro que el Gobierno de México no quiso”

 Esta declaración tuvo lugar durante la presentación de los resultados financieros trimestrales de la empresa Iberdrola. La iniciativa de la empresa española de seguir invirtiendo en México, continúan, pero pide se respete la ley y que exista certeza jurídica.

 En junio de 2020 Iberdrola canceló una inversión de 1,200 millones de dólares, con lo que se dejaron de generar 2 mil empleos para la construcción de la central de ciclo combinado a gas natural en Tuxpan, Veracruz. Esta cancelación, según información del gobierno municipal de Tuxpan, se debió a la falta de proveeduría de gas.

 Iberdrola tiene más de 20 años de experiencia en el país. Cuenta con una capacidad instalada de 8,543 megawatts repartidos en 20 centrales de ciclo combinado, parques eólicos y fotovoltaicos en 15 estados.

 El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, ha señalado a esta empresa como una de las grandes benefactoras de la corrupción en años pasados.

Más detalles: https://momentofinanciero.mx/iberdrola-frena-inversion-energetica-en-mexico/

La posición crítica del presidente López Obrador hacia las empresas españolas Iberdrola y Repsol tiene bases muy bien fundadas. Repsol, Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Endesa, empresas españolas en América Latina tienen muy malos antecedentes en su manera de operar, tanto por sus prácticas corruptas, como por infinidad de irregularidades en impacto ambiental y social.

 En América Latina, las empresas españolas se han convertido en grandes transnacionales pero, al contrario de lo que suele prometerse en discursos oficiales “como el de la marca España”, los máximos beneficiarios “no han sido las clases trabajadoras sino los grandes propietarios y los máximos directivos de estas compañías”, señala el informe

 Algunos ejemplos de los daños perpetrados se refieren a Repsol en los casos de contaminación y violaciones de los derechos de los pueblos indígenas en Argentina, Bolivia, Colombia, Perú y Ecuador, o la financiación que el Banco Santander ha otorgado a proyectos muy agresivos en términos sociales y medioambientales en Brasil.

Según destaca el estudio, la construcción de grandes centrales hidroeléctricas en territorios indígenas y la extensión de mega infraestructuras de transporte de electricidad a lo largo de miles de kilómetros por parte de Endesa “ocasionó graves perjuicios ambientales, sociales y culturales”, mientras que también han sido denunciados “fuertes impactos sobre la soberanía energética ya que la compañía controla “gran parte de la generación eléctrica”. En 2014, Enel se quedó con las filiales de Endesa en América Latina.

En Brasil, por ejemplo, después de que Endesa se adjudicara más de un 50% de la Compañía Energética de Ceará (Coelce) se eliminaron 1.494 puestos de trabajo y se produjeron 40 accidentes laborales mortales, en gran medida ocasionados por la sobrecarga laboral o la precarización de las condiciones.

Mientras, en Chile, Endesa ha protagonizado varios casos polémicos desde que adquiriera la compañía Energis en 1997.

La empresa española fue investigada por donar 3,5 millones de dólares a políticos chilenos durante la campaña electoral de 2013 con el fin de obtener permisos para la construcción de una central eléctrica en territorio mapuche.Por otro lado, Unión Fenosa, ahora Gas Natural Fenosa, “ha sido una de las compañías eléctricas que más denuncias ha tenido por abusos en su actividad de distribución de electricidad y gas a la población de América Latina y Caribe”, destaca el informe.

Entre los múltiples casos que se recogen se encuentra uno relacionado con la soberanía nacional. La empresa denunció al Gobierno argentino por las medidas económicas tomadas en la crisis de 2001 porque, según aseguraban, se redujeron las expectativas de ingresos en la empresa.

El documento destaca la eliminación selectiva de los activistas que se oponían a la gestión privada de la electricidad en Colombia por parte de los grupos paramilitares o el impacto ambiental de los proyectos hidroeléctricos de Gas Natural Fenosa en Costa Rica.

También, recoge el estudio, la compañía “gestiona con irresponsabilidad el servicio de gas en Monterrey (México), donde las tarifas se dispararon durante su actividad.”

 Además, el informe incide en “los impactos ambientales ocasionados por megaproyectos eólicos y por la construcción de grandes centrales hidroeléctricas en Brasil” de Iberdrola, que contradicen “la imagen verde que la empresa proyecta en sus anuncios”.

 Además, la eléctrica está presente en el proyecto hidroeléctrico de Belo Monte, relacionado con un caso de corrupción por donaciones millonarias a las campañas electorales del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Fuente:https://www.cuartopoder.es/economia/2016/12/12/las-energeticas-espanolas-corresponsables-del-desastre-medioambiental-y-social-en-america-latina/

Informe completo: https://omal.info/IMG/pdf/informe_energeticas_y_ddhh.pdf

Los puntos de vista de las ONGs mexicanas e internacionales como GreenPeace ya han chocado con las políticas de los Megaproyectos de AMLO como el Tren Maya y el Tren Trans-ístmico en Tehuantepec, por los impactos ambientales y sociales sobre territorios y hábitat indígenas.

 Además el presidente mexicano ha tratado de desmantelar y debilitar la capacidad de los organismos autónomos como INAI, IFETEL, INE y COFECE entre otros, considerando que son instituciones “herencia de la era neoliberal y con “una burocracia muy costosa”.

 Es muy claro que desde la gestión de AMLO en la Jefatura de gobierno en la Ciudad de México ha sido muy resistente a la transparencia y rendición de cuentas.

Todos estos rubros de buscar que entidades autónomas revisen e informen a la ciudadanía sobre la transparencia y rendición de cuentas del gobierno mexicano, son temas de gran interés del nuevo gobierno encabezado por Biden y muy distinto al perfil del ex presidente Trump, muy acostumbrado a la opacidad de sus acciones y búsqueda de acuerdos internacionales afines a sus intereses empresariales.

 En este sentido, las tareas de las ONG´S estadounidenses en México y las organizaciones de la sociedad civil mexicanas, serán apoyadas por diversas organizaciones privadas y fundaciones extranjeras afines al partido demócrata que permitan supervisar y acotar acciones de gobiernos extranjeros como el mexicano, pero también en Nicaragua, Argentina o Venezuela, que intenten monopolizar el poder o afectar intereses económicos y empresariales de EU.

 Tenemos en México una oposición muy devaluada y con poca credibilidad pero en la visión del liderazgo demócrata estadounidense deben moderarse ciertas tendencias autoritarias en México, algunas con tonos anti-estadounidenses o que pueden afectar los intereses de EU.

 No sólo en su estrategia global y su idea de perímetro de seguridad de América del Norte sino intereses puntuales de sus empresas privadas transnacionales que se ven amenazadas en ramas de energía, servicios y manufactura.

 Otro tema de interés del gobierno de Biden sobre el cual se verán acciones es la impunidad generalizada que existe en México en muchos rubros: acciones de la delincuencia organizada, de empresarios con delitos de cuello blanco y lavado de dinero, así como creciente presencia en espacios civiles de militares, marinos y guardia nacional y delitos diversos que no se castigan.  Persiste cierto nivel de impunidad, algunos de ellos que se han empoderado como aliados claves del presidente.

La vocación imperial estadounidense tratará de hacer prevalecer y reforzar sus intereses económicos y estratégicos en México, y deberán darle soporte y apoyo a la oposición, tratarán de crear nuevos actores opositores creíbles y con mayor legitimidad.

 Favorecerán las alas más moderadas del partido Morena y aliados del presidente mexicano, impulsando a estas corrientes políticas moderadas y más pro estadounidenses, para que dominen en la sucesión presidencial de 2024 en alianza con “nuevos opositores” más creíbles y con mayor legitimidad.

 Y si surge un candidato o candidata presidencial de la sociedad civil, podría ser impulsada por EU en lugar de comprometerse con un candidato oficialista que sería a pesar de su moderación política, una continuidad del actual gobierno, y con muy posible influencia del presidente saliente. De hecho, los centros de pensamiento de EU y sus agencias de inteligencia ya están trabajando en esa dirección.

 Falta el relevo de embajador en México, pero el nombramiento de Roberta Jacobson en asuntos de la frontera, apunta el tipo de perfil de cómo se apuntala la nueva política exterior de EU hacia México.

 Roberta Jacobson ha sido nombrada comisionada para la frontera de EU con México y “su nombramiento nos invita a pensar que el enfoque para la gestión de la frontera será integral, tomando en cuenta que ésta es muy porosa y rica (en términos culturales y sociales) y con gran vigor económico (de hecho, la más transitada del mundo), por no mencionar su importancia para las comunidades trasfronterizas, entre las cuales hay un gran intercambio bicultural”. indicó Yadira Gálvez Salvador, académica de la UNAM.

 Es importante señalar que desde mayo del año pasado (2020) la embajadora Jacobson expresó a la revista Proceso fuertes dudas sobre las acciones del actual gobierno para combatir el narco y el lavado de dinero: “tengo que admitir que no entiendo la estrategia del gobierno actual. Entiendo las frases del Presidente y que quiere caminar por un camino distinto, pero es muy importante que algunas acciones continúen, como la lucha en contra del lavado de dinero y el fortalecimiento de las comunidades, especialmente un este momento en que enfrentamos una pandemia en donde debemos enfocarnos en unir para vencer. El nivel comunitario es esencial. Si no se trabaja desde ahí hasta arriba para lograr las soluciones que se necesitan en estas comunidades nunca vamos a tener paz, y yo no veo esas soluciones funcionando hasta ahora.”

 Más vale estudiar con seriedad y madurez las opciones que tenemos.

Podemos perder mucho si alimentamos la confrontación no sólo con los gobiernos de los países socios del T-MEC, pero particularmente con sus empresas y corporaciones privadas. Satanizar a todas las empresas privadas puede tener un doloroso costo político, económico y social con el empresariado nacional y extranjero.

 Los analistas creen que el nuevo tratado comercial para Norteamérica seguirá dando estabilidad a la relación económica entre México y EE.UU., aunque algunas de las cuestiones contempladas en este T-MEC podrían causar conflicto con el nuevo gobierno de Biden.

 BBC Mundo recogió el testimonio del investigador Marcelo Delajara que afirmó que Biden “llega con una agenda de energías limpias y contra el cambio climático, mientras que AMLO no tiene para nada en cuenta el tema medioambiental, está clavado en el rescate de Pemex (la petrolera estatal mexicana) cuando el mundo va por otro lado», afirma Delajara”

 Durante la renegociación del T-MEC, de hecho, fue el partido de Biden el que impulsó todos esos aspectos en materia ambiental y también laboral.

 Por eso, según Ana Leroy ya citada, «vamos a ver una administración y Congreso demócrata que van a estar muy pendientes de que México respete los acuerdos firmados.»

 No tenemos muchas opciones de negociación aún considerando las debilidades que pueda tener el gobierno de Biden y los demasiados problemas internos e internacionales heredados de la era Trump.

 Un impacto posible que no se ha estudiado bien todavía es el hecho de que se regularice a poco más de 5 millones de connacionales y sus familias, lo que puede incidir en la disminución del envío de remesas, no de inmediato, pero al estar con más certidumbre de permanecer en EU y sin el temor de ser deportados podría limitar el envío de remesas al darse la reunificación familiar y una mayor seguridad familiar en EU.

Finalmente, no debe desestimarse el impacto de la pandemia en la economía de ambos países y el tiempo probable de espera para lograr una reactivación económica sostenida. La debilidad en la negociación de parte nuestra es evidente aún sin tener que hacerlo con un presidente belicoso como Trump. Son tiempos complicados para México y para el gobierno que encabeza López Obrador.

 Sus proyectos y planes pueden ser acotados por la administración Biden y si en las elecciones de junio de este año se pierden consensos, ya sea por pérdida de credibilidad y confianza en el grupo gobernante y las notorias divisiones y luchas internas en el partido Morena.

 También pueden influir factores sorpresa aún difíciles de percibir, entonces el fin de las reformas será un hecho y hasta se pudieran parar o menguar fuertemente programas insignia que dejarían muy maltrechas las capacidades políticas para retener la presidencia en 2024.

En ese sentido, aún teniendo Morena y sus aliados un buen candidato o candidata moderado a la presidencia de la República, podrían perder al llevar la marca de un gobierno muy limitado en sus logros y resultados y debilitado por sus profundas contradicciones internas. Además que la política social basada en reparto de dinero, puede colapsar cuando la capacidad de gasto público disminuya por menor recaudación y actividad económica deprimida.

Sería la oportunidad de un candidato o candidata presidencial de la sociedad civil sin historial partidista, para ser creíble, pero sí una persona arropada e impulsada por todos los partidos y fuerzas sociales del país que se deslinden del actual régimen político y sus aliados.

 Un escenario optimista para el presidente López Obrador es que efectivamente se logre para 2021 un crecimiento de 5% anual del PIB como el propio AMLO lo pronostica y que se mantenga igual o más alto para 2022-2024.

 Que antes de finalizar 2021 se logre la vacunación total de la población y el control de la pandemia y que en las elecciones de junio 2021 se  mantenga mayoría en Cámara de Diputados y al menos lograr 8 de las 15 gubernaturas y buen desempeño en renovación de gobiernos municipales y congresos locales. Estos escenarios alentadores no se ven muy viables y en pocos meses lo sabremos.

 Neutralizar las fuerzas disruptivas en el Partido Morena logrando candidaturas de consenso y con candidatos creíbles y de raigambre popular. Este escenario permitiría al Presidente y sus estrategas mantener la presidencia y darle continuidad a sus programas. La oposición presenta viejas caras muy poco atractivas al electorado joven y a una parte de la  población muy fiel al presidente a pesar de grandes fallas y contradicciones.

 La moneda está en el aire y sabremos en estos meses cruciales y definitorios el rumbo del país. O se mantiene el consenso del presidente arrastrando el voto a su favor a pesar de un partido Morena desunido por sus guerras intestinas, o se derrumba su poder unificador y su carisma no le alcanza para sobrevivir y termina la era de la 4T al perder mayoría en el Congreso.

 

*El autor es diplomático mexicano en retiro, actualmente Director Ejecutivo de fundación promigrante Americasinmuros AC, con sede en Cdmx. Experto en relaciones económicas  y políticas en Norteamérica.

Download Attachments

Sé el primero en comentar

Deje un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.