GUERRA DE MENSAJES Por Antonio Pérez Manzano

Avizorando el siglo XXI los medios electrónicos como internet, fueron facilitando la creación y difusión de páginas web y blogs; tanto individuales, como de empresas, instituciones y “redes sociales”. Dicho fenómeno con el paso de los años ha proliferado y se ha vuelto un “medio de comunicación” fácil, rápido y relativamente al alcance de todos los presupuestos. Por esa razón, comerciantes, políticos, gobernantes y público en general, se han sumado a ese sector, aprovechando la aparición de redes públicas como Twitter, Facebook, Linkedin y Google, entre otros, los que suman varios millones de usuarios.

Asimismo, como ha estado ocurriendo últimamente entre los Jefes de Estado de los Estados Unidos y de México, uno anuncia determinada acción política, económica, o administrativa y el otro le contesta.

Con dichas actitudes y prácticas de “comunicación”, los gobiernos le restan seriedad a las relaciones bilaterales, o multilaterales, según sea el caso. En primer lugar, habría que verificar la autenticidad de lo escrito, si fue personalmente el titular de la cuenta, o alguien más en su nombre; inclusive, existe la posibilidad de que alguien con altos conocimientos en la materia (los llamados hackers) pudieran ingresar al sitio de uno de ellos y escribir textos perjudiciales para las relaciones personales de los gobernantes y para las relaciones internacionales en general. La credibilidad no es la máxima garantía sobre lo que se escribe en las redes sociales.

** El presente artículo fue publicado el martes 14 de febrero de 2017 en la revista digital “EnlaceMéxico”

Download Attachments

Compártelo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.