VII. UN CASO SUI-GENERIS DE PROTECCIÓN.

“Estoy endrogado”
(Migrante mexicano)

En marzo de 1997 se presentó en las oficinas del Consulado General un joven periodista mexicano preguntando si podría hablar con el Cónsul titular, porque tenía información que podría ser de mucho interés.

Enterado de la solicitud del periodista, pedí que lo acompañaran a mi oficina. Tras los saludos de cortesía le dije que era yo «todo oídos» para conocer el caso.

Me dijo que a un amigo suyo lo habían detenido en una tienda departamental por haber sustraído algunos artículos. Fuimos a la oficina de policía correspondiente y allí me enteré que el juez que había llevado el caso lo había sentenciado a seis meses de prisión sin derecho a libertad bajo fianza.

Decidí visitar al juez. Éste me reveló la transcripción de la audiencia que había motivado la sentencia. Descubrí que nuestro compatriota no hablaba ni una palabra de inglés, por lo que el juez tuvo que acudir a los servicios de una joven intérprete argentina que prestaba sus servicios profesionales en el sector judicial. Al revisar la transcripción de aquel diálogo me enteré que, a la última pregunta del juez, de por qué había tratado de robar la mercancía, el ciudadano mexicano respondió avergonzado: —Porque estoy muy endrogado.

La intérprete argentina tradujo de manera errónea: —Because I am much under drugs. El juez habría entendido: —Porque estoy muy drogado—, o —bajo influencia de las drogas.

Al oír aquello, el juez estrictamente decretó: —Six months without bail (Seis meses sin derecho a fianza).

Lo delicado que resulta no tener el dominio completo de un idioma, sobre todo por sus modismos regionales y locales. Aquel joven que padecía el encarcelamiento me aclaró unos minutos después que él «estaba muy endrogado» porque amigos suyos le habían prestado dinero y ya necesitaba devolver ese favor, de ahí que los artículos que había tomado eran para ser vendidos y así saldar su deuda.

Solicité de nuevo una audiencia con el juez a fin de explicarle que la intérprete desconocía que en México cuando alguien debe dinero dice que está «endrogado».

El juez, un tanto escéptico, me pidió esperar uno o dos días mientras se verificaba mi afirmación con lingüistas de la Universidad de Chicago.

Felizmente, tras la debida aclaración, me llamaron de la oficina del magistrado para informar que se había decretado la libertad inmediata del joven, perdonando la tentativa de robo que era en sí misma un delito.

Regresé a visitar al juez para agradecerle su actitud y para sugerirle que, en lo sucesivo, si se le presentaban casos de inmigrantes latinoamericanos o hispanos, tratara de conseguir intérpretes de la misma nacionalidad que los acusados.

Además, que si no encontraba intérpretes en las nóminas del poder judicial que tuvieran el mismo origen que el detenido, llamara al Consulado correspondiente según el caso, pues seguramente le proveerían los nombres de dos o tres intérpretes ad hoc, pues a pesar que desde el Río Bravo hasta la Tierra de Fuego, con excepción de Brasil, todos los países hablamos español, existe una gran cantidad de modismos locales sólo reconocidos por sus hablantes.


  1. Nota del Editor de la Asociación de Diplomáticos Escritores (ADE): La reproducción del presente artículo se realizó con la autorización escrita del autor. Con el presente rendimos un merecido reconocimiento al embajador Ffrench Iduarte, (que en paz descanse), quien fuera un destacado colaborador de nuestra revista.OPERA PRIMA
    Respondió el Mié 13/03/2024 06:56 PM.

    Respondió el Mié 13/03/2024 06:56 PM.

    LF

    LEONARDO FFRENCH <leonfrei@yahoo.com.mx>

    Para:​Usted​ Dom 10/03/2024 02:20 AM

    “Libro Ffrench 26 febrero 2024 (10) MEMORIA DEL ANDANTE. Pdf 668 KB

    Mi querido Embajador Pérez Manzano:

    Con este mail pongo en tus manos a versión electrónica, en PDF del  libro MEMORIA DEL ANDANTE de mi autoría.

     

    Confiado en que te gustará, puedes tomar de él cuanta cita quieras para otras publicaciones de ADE.
    Te avisaré cuando aparezca la edición impresa, así como de las posibles presentaciones que haga de la obra. Entretanto recibe un fuerte abrazo con mis mejores deseos.” ↑

 

Compártelo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.