VIII.- Del Baúl de ADE. La Asociación de Libre Comercio del Caribe (CARIFTA) y la Comunidad del Caribe (CARICOM).

 

 

Por Antonio Pérez Manzano

   

En trabajos anteriores, he tratado lo referente a la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECO)[1], en los mismos se habló acerca de la efímera existencia de la Federación de las Indias occidentales (West Indies Federation), creada en 1958 y terminada en 1962. No obstante el intento fallido de crear una comunidad caribeña, varios líderes políticos de la subregión quienes veían en Jamaica y en Trinidad y Tobago -ya para entonces  países independientes-, un ejemplo a seguir. De ese modo, en el mes de julio de 1963 Eric Williams, Primer Ministro trinitobaguense, invitó a otros Jefes de Gobierno del área, para hablar de temas relativos a la integración. A dicha reunión asistieron los representantes de Barbados, Guayana británica y Jamaica. En 1965 se celebró una nueva reunión -en esta ocasión en Antigua y Barbuda-, en cuyas pláticas se abordó concretamente la posibilidad de establecer una zona de libre comercio en el Caribe. El acuerdo alcanzado comprometía a los Primeros Ministros de Antigua, Barbados y la Guyana británica, a consolidar el proyecto a más tardar en diciembre de ese mismo año.

La reunión constitutiva de la Asociación Caribeña de Libre Comercio cuyo nombre original en inglés es:Caribbean Free Trade Association” (CARIFTA), se celebró en Trinidad y Tobago, precisamente el 15 de diciembre de 1965, durante la cual la cual se alcanzó la firma del “Acuerdo de Dickenson Bay” (en honor del puerto de Antigua-Barbuda donde se sentaron las bases de dicho documento), con lo que se creaba CARIFTA. Además del país anfitrión, el Acuerdo fue firmado por Antigua y Barbuda, Barbados y Guyana y entró en vigor el primero de mayo de 1968.

 

 

 

Países Fundadores de CARIFTA:                   

 

 Flag of Trinidad and Tobago Trinidad y Tobago;Flag of Antigua and Barbuda Antigua y Barbuda;

 Flag of Barbados Barbados;                Flag of Guyana Guyana

 

Cabe hacer notar que, gracias a la existencia de un consenso, en el sentido de permitir el ingreso a la Asociación como miembro de pleno derecho, tanto a países independientes, como a los que se mantenían bajo administración de la metrópoli, en julio y agosto de 1968, se adhirieron otros países del área, como Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Anguila, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Montserrat, Jamaica y en 1971, se suma Honduras Británicas (hoy Belize ). 

 

Flag of Dominica Dominica;                        Flag of Grenada Grenada;

Flag of Jamaica Jamaica;                          Flag of Montserrat Montserrat; 

 Flag of Saint Kitts and Nevis Saint Kitts y Nevis;             Flag of Saint Lucia Santa Lucía  

Flag of Saint Vincent and the Grenadines San Vicente y Las Granadinas;      Flag of Belize Belize

 

 

Entre los propósitos principales de CARIFTA estaba lo que parecía obvio y fundamental, incrementar el comercio entre los Estados miembros; así como diversificar y expandir la variedad de los bienes y servicios ofrecidos. La liberalización del comercio se haría mediante le remoción de las tarifas y cuotas a los bienes y servicios producidos en la zona y, asegurar una competencia sana, estableciendo reglas dirigidas a proteger a las pequeñas empresas. Asimismo, el acuerdo de CARIFTA pretendía metas adicionales al libre comercio, como por ejemplo: Asegurar que los beneficios del libre comercio fueran distribuidos en forma equitativa; así como también se proponía promover el desarrollo industrial en los países menos desarrollados de la región y, racionalizar la producción agrícola.

 

El mencionado Acuerdo de libre comercio tuvo corta vida –aunque no tan breve como la de la Federación de las Indias Occidentales-. Con el propósito de dotar de un gran impulso a la cooperación regional, en octubre de 1972, se celebró Georgetown, Guyana (sede de la Secretaría General), la VII Conferencia de Jefes de Gobierno del Caribe, al final de la cual se anunció la decisión de transformar la existente Asociación de Libre Comercio del Caribe, en un Mercado Común.

 

Seguidamente, la VIII Conferencia de CARIFTA se celebró en abril de 1973 en la misma sede, donde se reitera la decisión de establecer la Comunidad del Caribe, contando con la firma de 11 Estados miembros de CARIFTA (con la excepción de Antigua y Montserrat).

 

 

.-  Dicho acuerdo, facilitaba la firma del Tratado de la Comunidad del Caribe, hecho que tuvo lugar el 4 de julio y entraba en vigor en agosto de 1973, entre los cuatro países independientes: Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago. En el documento constitutivo se establece que los 8 territorios no independientes por esas fechas: Antigua, Honduras Británica, Dominica, Granada, Santa Lucía, Montserrat, San Kitts/Nevis/Anguilla y San Vicente -cuyos representantes firmaron el Acuerdo-, podrían convertirse en miembros plenos el 1º de mayo de 1974. De ese modo, la Comunidad Caribeña y el Mercado Único (CARICOM) fueron establecidos por el Tratado de Chaguaramas.[2] Posteriormente, las Bahamas se convirtieron en el Estado Miembro No. 13, el 4 de julio de 1983; Surinam accedió como miembro el 4 de julio de 1995; mientras que Haití -el décimoquinto socio-, lo hacía de jure el 3 de julio del 2002.

Además de los miembros de pleno derecho, otros países accedieron a la membresía en calidad de Estados Asociados, como es el caso de  las Islas Vírgenes Británicas y Turcos y Caicos, los que se adhirieron en julio de 1991; seguidos por Anguila, en Julio 1999; Islas Caimán en mayo del 2002; Islas Bermudas, en julio de 2003. Asimismo, un número importante de Estados Latinoamericanos fueron aceptados como “observadores” en varios órganos e instituciones de la Comunidad –como el caso de México- y Puerto Rico, que pese a su status de Estado Libre y Asociado de los Estados Unidos, también busca vínculos estrechos con CARICOM.[3]

Entre los objetivos de la Comunidad del Caribe destacan los siguientes:

·         Incrementar los niveles de vida y de empleo;

·         Pleno empleo de la mano de obra y otros factores de la producción;

·         Lograr un desarrollo económico acelerado, coordinado y sostenible, así como la convergencia entre los Estados miembros;

·         Expansión del comercio y las relaciones económicas con terceros Estados;

·         Elevados niveles de competitividad internacional;

·         Organización para el incremento de la producción y la productividad;

·         La ejecución de grandes medidas que apalanquen la economía y la efectividad de los Estados Miembros en negocios con terceros Estados, grupos de Estados y cualquier otra entidad;

·         Elevar la coordinación de los Estados Miembros en sus políticas económicas externas y,

·         Elevar la cooperación funcional, incluyendo -una operación más  eficiente de los servicios generales y de las actividades para el beneficio de sus pueblos; acelerar la promoción de un mayor entendimiento entre sus pueblos y los avances de su desarrollo social, cultural y tecnológico; intensificar actividades en áreas como la salud, educación, transporte y telecomunicaciones-.[4]

 

     Acerca de los intentos por lograr la unión política, se han publicado diversas críticas, en el sentido de que es muy difícil compaginar intereses entre países independientes y los que aún se encuentran bajo la tutela de otros Estados; así como las diferencias reales para ser autosuficientes desde el punto de vista económico, para asumir los compromisos contraídos en el seno de las distintas organizaciones por las que hasta hora se ha transitado, llámense Federación de las Indias Occidentales, CARIFTA, o CARICOM.

Comentario final.- El centro de las críticas se encamina hacia las acciones de los líderes caribeños, que ante el fracaso de la Federación, creyeron que de lograrse la integración económica y una cooperación funcional, ya no sería necesaria la unión política. Tales apreciaciones fueron remarcadas por el Senador Stuart Nanton, miembro del Parlamento en San Vicente y las Granadinas en 1984:

“Nosotros somos demasiado pequeños  sumergidos en un mundo  de bloques  inmensos, aunque no se quiera estamos entre el libre comercio como en NAFTA, los altos niveles de integración  como en Europa, o la unión política como en Alemania. Demasiado pequeños para ser escuchados o para incomodar...[5]

 

 

 

 

------ o ------

 

 

 



[1] Favor de ver Revista Electrónica Trimestral de la Asociación de Diplomáticos Escritores “ADE”, No. 14, Marzo-Mayo de 2005, en la Sección “Del Baúl de ADE”, el artículo titulado “Integración Subregional. La Organización de Estados del Caribe Oriental”; así como Segunda Parte, en “ADE” No. 22, Marzo-Mayo de 2007

[2]  Chaguaramas es una pequeña población cercana a Puerto España, Trinidad y Tobago.

[3]  Tomado de la página oficial de CARICOM: http://www.caricom.org

[4]   Idem

[5] Stuart Nanton, The State of Caribbean Integration, Ed. East Caribbean Institute for Democracy, Dominica, January, 1996, 34 págs.