www.ccmigratoria.com

Migraciones y corrupción del lenguaje

por Juan Carlos Velasco /1


Existe una clara tendencia a dramatizar sobre la magnitud real de los flujos migratorios, aunque para ello se incurra en una deliberada negligencia y en una injustificable frivolidad. Al respecto, resulta sumamente ilustrativo el análisis del modo en que los medios de comunicación abordan las noticias relacionadas con la inmigración. Tanto el enfoque elegido, como el diseño de presentación y las estrategias discursivas se encuentran lejos de las exigencias mínimas de objetividad.

El caso de las 25.000 personas llegadas a Italia entre febrero y mayo de 2011,

esto es, desde el comienzo de la revolución democrática en Túnez y el inicio de la guerra civil en Libia, resulta representativo de una forma muy peculiar de abordar estas cuestiones. Ya a fecha de 9 de marzo la portada del diario El País, con foto incluida, titulaba: “Las oleadas migratorias por las revueltas árabes desbordan Italia”. Aunque en el interior de la información se precisaba que “Italia ha recibido desde enero a 8000 refugiados”, se había sucumbido de nuevo al síndrome imperante de mostrar firmeza ante la invasión de inmigrantes ilegales. 

Se había optado por este encuadre o framing en lugar de tratar el asunto como un claro caso de migración forzada por motivos políticos y, por ende, atendible bajo la figura del derecho de asilo en virtud del compromiso de toda la UE con la democracia. Y también se había podido poner las cifras en relación con la población y los recursos de un país como Italia y señalar – para acercarse a la descripción de la realidad – que lo que acaso estaba “desbordada” era la minúscula isla de Lampedusa, pero no el país entero. El lenguaje se utilizaba de nuevo, con el mayor descaro y sin la menor responsabilidad, para ocultar la realidad. La sorprendente receptividad de algunas mentiras es un fenómeno en absoluto ajeno a la corrupción del lenguaje. 

Leer más...

Sólo un 7% de los inmigrantes quiere regresar a su país de origen. Aunque la crisis está haciendo mella en el colectivo inmigrante en forma de aumento del paro, sólo un 7% de los inmigrantes tiene planeado regresar .

Sergio Cuadro - Madrid -

El 91% de los inmigrantes quiere quedarse en España durante los próximos cinco años y un 1,3% planea trasladarse a otro país, según los datos de la encuesta del Instituto Nacional de Estadística sobre 2007. Entonces sólo un 7% consideró dejar el país. En lo que va de año la crisis ha elevado el número de parados extranjeros en 172.300 personas, hasta los 580.000.

Leer más...

Brasil atraerá a inmigrantes cualificados para consolidar su crecimiento económico

brasil

Brasil es hoy una de las potencias económicas mundiales. Para avanzar en la consolidación de su crecimiento económico, ha decidido atraer al mejor talento internacional, por lo que pondrá en marcha un programa que facilitará la llegada de inmigrantes cualificados, a través de la agilización del procedimiento de solicitud de visados de trabajo.

La gestión de visados y permisos de trabajo se rige actualmente por una normativa que data de 1980, cuando el país se encontraba bajo el mando de un gobierno militar, por lo que se hace urgente una reforma que actualice los procedimientos y que permita la llegada de mano de obra cualificada.

El gigante latinoamericano se ha inspirado en los modelos migratorios de Canadá y Australia, que priorizan la llegada de profesionales extranjeros altamente cualificados, limitando la inmigración que huye de la pobreza. Según el periódico O Globo, el interés se centra en profesionales europeos que buscan otros destinos a causa de la crisis económica que azota al viejo continente.

Recientemente, el Gobierno decidió exigir un visado a los inmigrantes haitianos que han llegado en gran número a su territorio, debido al buen funcionamiento de su economía y a que Brasil lidera las tropas de paz de la ONU en Haití. Sin embargo, el Gobierno ya ha anunciado que regularizará a los cerca de cuatro mil haitianos que ya se encuentran en el país. www.redinmigrante.es

Google Traductor